Nicolò Brancaleon

Nicolò Brancaleon (c.1460 – después de 1526) era un pintor nacido en Venecia, cuyo arte dejó una influencia clara en Etiopía del reinado de Baeda Maryam adelante. Durante su vida en Etiopía, lo llamaban comúnmente "Marqorewos".

Pruebas de su vida antes de llegar a Etiopía no se han encontrado, según Paul B. Henze. E. A. Wallis Budge, en su prefacio a la segunda edición de su traducción de Kebra Nagast, afirma que Brancaleon era un monje que había venido a Etiopía para convertir al emperador Zara Yaqob y había debatido a Abba Giyorgis varias veces sobre asuntos religiosos; (Wallis Budge puede tener la declaración de James Bruce misremembered sobre el opositor de Abba Giyorgis en ese debate religioso, "No nos informamos del nombre del antagonista de Abba George, pero se piensa que ha sido un pintor veneciano, que vivió muchos años después en Abisinia, y, le creen, murió allí" - explícitamente identificación de él como Brancaleon en una nota al pie de la página.) Francisco Álvares, que encontró Brancaleon acompañando al embajador portugués en su misión con Lebna Dengel en los años 1520, escribió que "dicen que era un monje antes de que viniera a este país".

Brancaleon llegó a Etiopía entre 1480 y 1482, según una cuenta de Francesco Suriano, que había visitado el país, escrito en el año último. Cuando llegó al tribunal del Emperador (quien entonces se acampó en Barar, que O.G.S. Crawford localizó al suroeste de Addis-Abeba moderna), Suriano encontró a 14 europeos que residen en el tribunal, entre quien era "el Maestro Nicolo Branchalion".

Cuando Álvares encontró Brancaleon, el pintor era muy rico y conocido en Etiopía — aunque prohibido por el Emperador para dejar alguna vez el país. Para estas fechas, había fundado un estudio y era incontestado en su habilidad en pintura de iconos, ilustración de libros y decoración de iglesias. "Las imágenes de Brancaleon del martirio de Saint George y de los milagros del Virgen María permanecieron de moda hasta el siglo dieciocho."

Su mejor trabajo conocido era una pintura de la Virgen y Niño que decoró la iglesia de Atronsa Maryam, que causó mucha controversia. Beckingham y Huntingford, en sus notas a su traducción de la cuenta de Álvares, repiten la cuenta de la Crónica Parisiense que el trabajo de Brancaleon

La gran ofensa del:gave a los etíopes porque el Niño se sostuvo en el brazo izquierdo de Su Madre, el izquierdo considerado ser del estado inferior que el derecho. (Pero hay muchos cuadros etíopes en los cuales el Niño se lleva en el brazo izquierdo, y puede ser que en este caso realmente le mostraron en el brazo derecho, que visto del frente se podría describir como la "izquierda".)

La pintura, sin embargo, sobrevivió durante varios siglos hasta que fuera destruida en 1704, junto con la iglesia, por una incursión de Oromo.

En 1973, la viajera Diana Spencer descubrió algunos ejemplos de los trabajos de Brancaleon en Wafa Yesus y en el monasterio cercano de Getisamani en el Desfiladero de Goncha, incluso un trabajo de un aprendiz etíope antes desconocido. Henze relata que él y Stanislaw Chojnacki verificaron que estos trabajos sobrevivieron la era de Derg. "Aunque mucho se haya aprendido sobre el arte religioso etíope en décadas recientes, todavía es un campo provocativo donde los nuevos descubrimientos importantes probablemente se harán."



Buscar