Contraión

Un contraión es el ión que acompaña una especie iónica a fin de mantener la neutralidad eléctrica. En la sal de la mesa el sodio cation es el contraión para el anión del cloro y viceversa.

En un complejo de metal de transición cargado, un simple (es decir no coordinado) la especie iónica que acompaña el complejo se llama el contraión.

Ejemplos

Surfactants como cetyl trimethylammonium forma del bromuro micelles en solución. Los contraiones de bromo se retienen alrededor del micelles hasta en la presencia del cloruro del potasio. La condensación del contraión selectiva se observa con cetyl trimethylammonium cloruro cuando los iones del cloro condensados son sustituidos por el bromo en la adición del bromuro del potasio.

En células de la planta, el anión malate a menudo se acumula en el vacuole para disminuir el potencial acuático y la extensión de la célula de paseo. Para mantener la neutralidad, K + los iones a menudo se acumulan como el contraión.

Especies neutramente cobradas

Un ión contrario es un ión móvil, la presencia de que permite la formación de una especie total neutramente cargada. Por ejemplo, en las especies NaCl (neutras) al ión de sodio le responde el ión del cloruro y viceversa. En la mayor parte de situaciones en la química, un ión tiene un ión contrario, excepciones que están en rayos del ión, espectrometría de masas y situaciones donde los electrones responden al precio del ión (p.ej el sistema Na/NH y plasmas).

Electroquímica

A menudo el término es usado para indicar un ión que está presente en una solución pero esto no es el foco de la atención. Por ejemplo estudiando la electroquímica de Co uno podría disolver el nitrato Co (NO). La solución contendrá entonces el ión contrario NO que no participa en la reacción electroquímica del interés. Un ión contrario muy común es el ión perchlorate ClO. La razón de esto consiste en que perchlorates son materiales típicamente muy solubles.



Buscar